Paraguay: La Cancillería duerme la siesta

Paraguay: La Cancillería duerme la siesta
Por Adrián Cattivelli
Diario ULTIMA HORA, Paraguay

No es fácil comprender los motivos por los cuales, en un mundo globalizado y de creciente interdependencia, un gobierno como el paraguayo se tome tanto tiempo para designar nuevos embajadores, fundamentalmente en tres destinos claves para la promoción de los intereses nacionales como son Estados Unidos, España y Alemania.

Menos sencillo aún cuando los motivos de esa demora nunca han sido explicados por nadie, menos todavía por aquel que, por mandato de la ley, es la cabeza del órgano ejecutor de la política exterior del Paraguay: el canciller nacional.

Casi un año ha transcurrido desde que las autoridades del actual gobierno asumieron sus funciones, y las representaciones diplomáticas en Washington, Madrid y Berlín continúan vacantes. Esta es la demostración más fehaciente del paso cansino que lleva nuestra Cancillería y, probablemente, hasta sea un signo del ritmo exasperantemente aletargado que esta administración imprime a su gestión. Tal pareciera que quienes nos gobiernan desconocen las urgencias que tiene la sociedad.

No obstante, tengo para mí que, dados sus antecedentes en el sector privado, el presidente Horacio Cartes es un hombre que conoce de plazos, pero al parecer su equipo no lo acompaña como él quisiera.

De lo contrario, resulta difícil comprender el motivo por el cual el Paraguay no tiene un representante e interlocutor del máximo nivel político en Estados Unidos, el país más poderoso del planeta en términos económicos y militares; o cuál sea la causa de la ausencia de embajador en España, nación en la que está radicado un número importante de connacionales, o de la falta de embajador en Alemania, estado que es nada menos que el motor y la base sobre la cual se asienta toda la arquitectura política y económica de la poderosa Unión Europea.

Todo ello, por cierto, muy poco comprensible, sobre todo para un gobierno que dice estar afanado en fortalecer el tejido de su vinculación con el mundo. En fin, según el apacible ministro Eladio Loizaga, ya se ha iniciado el proceso de designación de los nuevos embajadores, mediante la solicitud de beneplácito para los candidatos propuestos a los respectivos países.

Solo resta que el Poder Legislativo acelere los trámites para el otorgamiento –siempre que corresponda– de los respectivos acuerdos constitucionales. Cabe el urgimiento a los parlamentarios. Si fueran a actuar con el mismo “sentido de premura” que parece inspirar al canciller, esta historia no acabaría nunca.

Falta del embajador paraguayo en EEUU
La prolongada ausencia de un embajador del Paraguay en los Estados Unidos comenzó a generar inquietud en algunos ámbitos políticos y económicos del país del norte.Ante la falta de un jefe de misión en Washington durante más de diez meses, el senador Ron Johnson y el representante James Sensenbrenner fueron requeridos por un ciudadano estadounidense, a fin de que soliciten información al Departamento de Estado acerca de los motivos por los cuales el Paraguay no cubre la vacancia.

Peter Tase, un ex voluntario del Cuerpo de Paz en nuestro país durante los años 2007 y 2009, y responsable del Paraguay Economic Forum (Foro Económico del Paraguay), un grupo dedicado a la promoción del comercio nacional en los Estados Unidos, remitió sendas misivas a los parlamentarios, quienes le manifestaron que realizarían las gestiones del caso ante la Cancillería estadounidense.

Según Tase, la ausencia de un embajador está limitando notablemente las posibilidades de incrementar el intercambio comercial entre nuestro país y los Estados Unidos, así como debilitando el histórico vínculo político entre ambas naciones.

Fuentes:

http://www.ultimahora.com/la-cancilleria-duerme-la-siesta-n805752.html

http://www.ultimahora.com/inquieta-eeuu-falta-embajador-paraguayo-n806197.html

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.