La economía de Estados Unidos y El Paraguay

La economía de Estados Unidos y El Paraguay

En la revista National Review (EE. UU.) el Prof. Dr. Steve H. Hanke (Profesor de Economía Aplicada en el The Johns Hopkins University, Baltimore), compartió unos peculiares detalles y prognosis económico que le pueden servir al Gobierno y Economía Nacional del Paraguay.  En su análisis el Prof. HANKE resaltó: “Independientemente del problema económico en particular que se analice o del aparato analítico utilizado para diagnosticarlo, la confianza juega un papel fundamental.  Los economistas han reconocido por mucho tiempo la importancia de la confianza.  De hecho, la mayoría de los economistas encuentran que los extremos son difíciles de explicar, ya sea auges o caídas, sin hacer referencia a ellos.  Por ejemplo, el economista estadounidense Wesley Clair Mitchell (1874-1948) tejió el ‘sentimiento empresarial’ en gran parte de su trabajo pionero en los ciclos económicos. Los miembros de la Cambridge School of Economics, fundada por Alfred Marshall (1842-1924), concluyeron que las fluctuaciones en la confianza empresarial son la esencia del ciclo económico. Como dijo John Maynard Keynes, ‘el estado de confianza, como lo llaman, es un asunto al que los hombres prácticos prestan la atención más cercana y ansiosa.’

Por supuesto, esa es la razón por la cual Keynes pone enorme énfasis en los cambios de confianza y cómo afectaron los modelos o sistemas de inversión y consumo.  Frederick Lavington, (1881-1927), miembro del Emmanuel College y el más ortodoxo de los economistas de Cambridge, fue aún más lejos en su libro del 1922 ‘The Trade Cycle.’  Lavington concluyó que, sin una “tendencia a que la confianza pase por los errores de optimismo o pesimismo,” no habrá un ciclo económico.”

Teniendo en cuenta la enorme ausencia del ciclo económico establecido por Lavington en América del Sur; la República del Paraguay y sus actuales gobernantes y legisladores tienen que implementar: 1. política exterior eficiente y pragmática; 2. realizar una política de estado que fomenta la industrialización del país desde Concepción hasta Ñeembucú; 3. eliminar el ochenta por ciento de los ministerios y número de funcionarios públicos; 4. cancelar la vinculación estratégica con el BID, BM y FMI; 5. por sobre todo establecer lazos estratégicos con los Estados Unidos, Israel, Republica de China (Taiwán), Republica de Azerbaiyán, Confederación de Suiza y Ucrania.

En esta misma senda de propuestas el Dr. Juan Ángel Rivas Quevedo (Doctor en Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de Asunción) advierte: “La situación actual en la región, exige que el plan de salida de la cuarentena proyectado con el criterio médico requiere también contemplar el criterio económico, considerando las dificultades por la que están pasando las empresas.  El sector privado debe generar ideas, porque el Gobierno Nacional, absorbido por el día a día, no está recurriendo a todas las posibilidades disponibles.”  En el Paraguay, la preocupación pasa por un sector productivo muy endeudado, mercados menguados, con reducción del caudal hídrico que afecta la producción de la energía eléctrica, y las dificultades económicas de Argentina y Brasil, que estimulan el contrabando.  Para Asunción en general y para el campo en particular la crisis del petróleo y la devaluación de la moneda brasileña afectará el negocio de los granos.  En relación con la apertura del mercado de la carne, vínculos estratégicos con Taiwán, pueden descomprimir los mercados domésticos, pero perjudicaría las negociaciones MERCOSUR – UE.

A la exigencia de la República Argentina de encerrarse en sí misma, se suman el problema logístico del transporte fluvial en los ríos que se utilizan por las barcazas paraguayas; para hacerle frente a este desafío geográfico, es de vital importancia empoderar el transporte aéreo, carguero desde el Departamento de Concepción hacia el Mundo; este es el único camino para desafiar los caprichos – de alineamiento político – de Buenos Aires, la recesión económica del Brasil y de la región.

El Ministerio de Relaciones Exteriores del Paraguay tendrá que trabajar con mayor dinamismo, no obstaculizar la circulación de bienes y capitales; eliminar, suprimir el régimen de visa para todos los ciudadanos de los Estados Unidos, Australia, Israel y Gran Bretaña.  Además, limpiar el vergonzoso yuyal formado justo en el techo del Palacio Benigno López (atractiva sede del MRE con arquitectura neoclásica construido por el Arquitecto Alejandro Ravizza), en este mismo edificio fue hospedado el presidente del Brasil, Getulio Vargas.  En conclusión, con mucha paciencia, seguimos en la espera de que el MRE se despierta y seriamente defienda los intereses del Paraguay en la competitiva plataforma internacional.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.