Posibles problemas sociohumanos y culturales

Posibles problemas sociohumanos y culturales

Existen problemas matemáticos, pero también de la física y de la naturaleza, es decir, las grandes ramas del saber tienen dilemas y problemas por resolver, pienso que en ese conjunto que se denominan ciencias humanas, ciencias sociales, ciencias sociohumanas, que se combinan y entremezclan entre ellas, también existen cuestiones, que están a medio resolver, o sin plantearse incluso, de forma seria y profunda. En ese contexto planteo algunas cuestiones, que abarcan, diversidad de metodologías para resolverlas, diversas ciencias sociales y humanas…

– El mundo avanzaría enormemente, si encontrásemos teorías y concepciones y prácticas, para que cada individuo o colectivo, tuviese la ideología que tenga, pudiese vivir y existir con el resto. Es más que tolerancia, es saber hablar y dialogar. Si un grupo equis, indica que no hay que comer zanahorias, y otros, las prepara y degusta de mil modos, cómo podríamos encontrar un punto en común, no solo de tolerancia, sino encontrar dónde pueden estar las respuestas más verdaderas. Esta es la cuestión. Porque tenemos que avanzar, en la teoría y en la practica en la verdad y bondad.

– Occidente ha cometido un grave error, es que debería en paz y en tolerancia, haber enseñado los grandes principios de la ilustración a todas las culturas, no solo exportar democracia, sino los grandes libros y obras de esta filosofía, pero también, replantear todas las ideas y costumbres de todas las culturas, en paz y en tolerancia y con respeto, a los ojos de la Ilustración. Este error, puede llevar a confrontaciones culturales mundiales muy graves…

Y, cada cultura y sociedad, ha cometido un grave error, no someter sus principios y prácticas a la ilustración, utilizan toda la tecnología que Occidente ha descubierto, pero ni quieren cambiar una coma, de sus costumbres trascendentales, algunas son muy buenas y verdaderas, otras, no lo son tanto…

A mi entender, el mundo, todas las culturas, sociedades, etnias, lenguas, incluso la occidental deben estar en un constante esfuerzo de racionalización, es decir, de Ilustración, a la luz de las aportaciones científicas. Pero todas son todas. Incluso Occidente, muchas costumbres generalizadas, no soportan la crítica de la ciencia ortodoxa, aunque te las vendan como progreso…

– Semejante o por analogía, igual que existen estratos sociales a nivel económico, altos, medios y bajos. Se podría indicar que también existen estratos sociales a nivel cultural o de conocimientos o de educación: altos, medios y bajos. Y, en cualquier otro parámetro general de la antropología y sociología y psicología. Lo mismo a nivel moral y ético, también a nivel psicológico afectivo o sentimental, también en la cuestión de los deseos o pulsiones o pasiones, etc.

Después, si admitimos diez o doce o quince grandes parámetros, podemos interrelacionarlos. Y, una persona puede estar a nivel de educación en el nivel alto, pero a nivel moral y ético, al nivel bajo. Y, todas las combinaciones posibles. Podríamos con todos ellos, realizar un diagrama cartesiano, una línea o curva, en un eje se pondría, alto o medio o bajo, o muy alto o muy bajo, y en la otra se pondrían cada uno de los valores: económico, cultural, moral, etc.

– ¿Cómo alimentar a nueve mil millones de personas, cómo alimentar y las necesidades primarias-básicas esenciales, cómo hacerlo, en qué teorizaciones, en qué derechos, de qué forma y de qué manera…? ¿Cuáles serían los sistemas para alcanzar esa finalidad lo antes y lo mejor posible, en paz, sin violencias, sin confrontaciones mundiales, sin guerras económicas mundiales…?

¿Habría que desarrollar programas de investigación a nivel mundial, con este objetivo, y así aporten cada saber y cada territorio ideas y conceptos y sugerencias y prácticas y después se examinen su efectividad y su eficiencia…?

¿Qué aportaciones nos podría hacer la matemáticas a este problema o cuestión, qué el resto de saberes humanos ortodoxos…?

– Pienso y llevo muchos y muchos años percibiendo que uno de los graves y grandes problemas de todas las épocas ha sido que ante una cuestión concreta, por no decir, docenas o cientos, existen distintas opciones teóricas, que esto no sería en si negativo o malo, pero también, varias posibilidades prácticas o de actualización.

Por tanto, las distintas opciones-soluciones están por lo general, encuadradas en distintos sistemas teóricos-ideológicos-culturales-filosóficos-religiosos, y, por consecuencia, parten de explicaciones o principios primeros diversos y diferentes…

También a esto, por lo general, la tradición ha ido creando un corpus de explicaciones y de argumentaciones, es como una columna de un edificio se ha ido haciendo más fuerte, y además esta columna se ha ido juntando y uniendo con otros elementos del edificio, por lo cual, al final, queda un enorme edificio teórico y práctico, intelectual y de formas de actuaciones, ortodoxias teóricas y ortopraxis prácticas, que un individuo no es capaz salir de él. Ni en lo bueno, ni en lo menos bueno.

Puede que esté en contra de un principio o concepto teórico o de dos o de cinco, o de tres o cinco o diez prácticas, pero ese edificio intelectual consta no de un principio o tres, sino de varias docenas, no de cinco o siete conceptos, sino de cientos, no de diez prácticas o modos de actuar, sino de cientos, y de múltiples interrelaciones entre los principios-pilares primeros o esenciales, axiomas los denomino a veces, axiomas culturales-ideológicos, conceptos-ideas esenciales de todo el sistema, cientos de interrelaciones entre conceptos e ideas, y, cientos de formas de actuación prácticas.

¿Qué nos encontramos que en la vida sociopolítica y jurídica social y estatal, nos encontramos con personas que pertenecen a distintas culturas-ideologías-filosofías, distintos colectivos ideológicos-filosóficos-culturales-religiosos, y, éstas personas llevan en sí, sus ideas y sus principios y sus axiomas y sus conceptos y sus prácticas…? ¿Pero éstas no encajan entre sí, y ante cualquier problema, se tienen distintos puntos de vista, siempre expongo el ejemplo, sobre comer aceitunas, que pienso es uno de las realidades, que nadie está en contra, solo cambian las formas de degustarlas, pero eso no es una contradicción…?

Tenemos cinco o diez modos de aceptar o negar el comer aceitunas. Unos las prohiben totalmente, otros no, otros de una manera y otros de otras.

¿Acabamos en problemas culturales-ideológicos-filosóficos-étnicos-culturales-económcios-políticos-religisosos…?

¡Pues eso es lo que ha sucedido hasta ahora, se entra en conflictos de un modo o de otro, si la sociedad que impera es tolerante, dejará a cada grupo que coma o no coma aceitunas, como deseé, pero si no lo es tanto, entonces empezaran conflictos entre individuos y colectivos…

¿Por qué este problema es enormemente grave, en la sociedad de todos los siglos, porque no hemos encontrado solución a esto…?

¡Solo se me ocurre una posible solución, es que ante todos y cada uno de los problemas o cuestiones, cientos o miles, el saber ortodoxo existente en cada momento o actualidad, analice dicha cuestión y aporte las soluciones, con todos los tipos de argumentos y razones. Es decir, la ciencia nos diría que no es malo comer aceitunas, y que incluso es bueno o positivos, en las formas que se muestren o indiquen…

¿Y, así, puede que las culturas-filosofías-ideologías-sociologías-religiones, empiecen a crear puentes de entendimiento y de paz y de tolerancia…? ¿Unas, cambiarán sus puntos de vista, en algunos temas, y otras, otras en otros…? ¿Y, quizás, esto sea el principio de la paz mundial…?

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.