Manifiestos Artísticos

Manifiestos Artísticos

Bajo el título de Manifiestos artísticos o manifiestos artísticos plásticos de JMM se encuentran dos partes o cuadernos publicados, en diversidad de ediciones, sin venta, que a su vez forman parte de la obra Cuadernos o Cuadernos de la Mancha.

Estos manifiestos artísticos han tenido multitud de ediciones, siempre muy modestas, sin ánimo de lucro, entre otras, las dos que señalo a continuación: D.l-cr-229-2002. Isbn-84-699-7674-5. Y otra, con D.l. Cr‑839-2007. Isbn‑978-84-690-8782-4. O inserto en Cuadernos de la Mancha, I-XIX y XXXIV-XLVII, D.L-Cr-907-2019, etc.

– Estos dos cuadernos o partes, conforman al menos cincuenta manifiestos artísticos plásticos y, al menos una docena de ellos, el escribiente piensa que abren nuevos mundos al arte, de los estilos y de las tendencias. A veces, subtitulado “manifiestos de la neovanguardia”.

Se piensa que estos manifiestos artísticos, que en ellos, en la mayoría de ellos, pueden utilizarse distintos estilos o tendencias o ismos… Aplicables a todas las artes, también a las literarias, pero también a las narrativas del diseño, y desde luego a todo el mundo de la imagen y del arte y todos sus géneros…

Han pasado ya décadas, y se han realizado miles de dibujos y pinturas y libros de artista, que están o deberían estar pululando por el mundo, aplicando o que se aplique o se perciban o lean o piensen dichas obras, bajo la perspectiva de la obra en sí, pero además, bajo esos manifiestos artísticos.

La respuesta diríamos que es compleja, la invisibilidad y el silencio es el ánimo y la respuesta general, aunque hoy en las humanidades, una idea se puede coger, se modifica levemente, y se le pone otro nombre, y otras personas pasan como los creadores o innovadores o inventores o diseñadores de ideas que son de otros. Es decir, estos manifiestos artísticos, son propicios para ello…

Ciertamente se basan, teniendo en cuenta, las vanguardias de estos dos siglos que ha existido en Occidente, sin menoscabo de todo el arte, o gran parte de él, de todas las culturas y épocas y tiempos… Hasta la saciedad se indica, que gestores de la cultura, en su multitud de oficios intermediarios entre el autor y el coleccionista, buscan nuevas tendencias e ismos y manifiestos en arte plástico, y aquí, según el autor de estos escritos, ofrece un nuevo mundo mental cultural y estético, y a nadie o a casi nadie le interesan. Pasa desapercibido, después de haber sido enviado a miles, si no decenas de miles de personas e instituciones, en estas décadas, sin exagerar…

– El autor piensa que abre una nueva dimensión al arte, que abre un antes y un después, pero ya casi cuarenta años, desde que se empezó a lanzar el primero, reitero, que quizás al menos una docena abren nuevos espacios al arte, nuevas dimensiones, nuevas perspectivas… Después de tantas décadas, tanto enviar, dichos manifiestos a miles de personas sin exagerar, obras reales y concretas, a cientos de personas, obras originales, y después de tantas publicaciones. La realidad, es el silencio. Estas obras, ni estos manifiestos se valoran, o a lo sumo, se copian algunas ideas, con otros nombres y otros autores…

La explicación, que algunas personas me ofrecen, es que el mercado artístico, no puede aceptar, algunos de estos manifiestos, porque precisamente, sería un antes y un después, es decir, que cientos de miles de obras, tendrían que reducir su valor cualitativo estético y artístico, y por tanto económico y eso no se puede aceptar. Sería una crisis monumental al arte de estos dos últimos siglos. Porque con muchos de estos manifiestos artísticos, se puede realizar pintura o dibujo o grabado o diseño o escultura o diseño o cualquier otro género. Pero además, aplicarse, todos los ismos posibles, es decir, surrealismo, neofiguración, cubismo, expresionismo, etc.

Dicho de otro modo, según me indican, si una obra equis, de un gran autor, de hace treinta o cincuenta años, que tiene un valor económico, de diez mil o cien mil euros, pero está pintada por un lado. Otro autor, con el mismo estilo, o algo avanzado, pinta un cuadro, que se pinta por los dos lados, las connotaciones estéticas y conceptuales, son tan amplias, que de alguna manera, el cuadro que vale cien mil euros, tendría que reducir su precio.

Sea esta la razón, o sea esta la verdad o no lo sea, que una docena de estos manifiestos artísticos crean un nuevo arte, y que no se está dispuesto a que vuelva a suceder, como sucedió con el impresionismo que redujo el valor de las obras historicistas o naturalistas o realistas del siglo diecinueve. Sea esta la razón o sean otras, estos manifiestos, según el autor, al menos una docena de ellos, abren un nuevo arte, por tanto, una nueva comprensión de la realidad, es decir, de nosotros mismos y de lo natural y social y creación humana y nuevos expresiones de lo metafísico.

– Para terminar, para entenderlos o comprenderlos, siguen una narración o escritura, muy sintética, muy fácil y comprensible para todos los paladares, solo queda invitarles a su lectura. Y esperar que seamos generosos e inteligentes y bondadosos, de dar al Cesar lo que es del Cesar y a… Es decir, ya que con estas ideas y sugerencias y manifiestos, el autor-escribidor-pensante, lleva con ellos, lustros enteros, de constitución, creación, innovación, escritura y difusión. Bien merecería, que estos manifiestos y el arte realizado con ellos, ocupasen un pequeño lugar, en la cultura actual humana, sea a nivel regional, sea a nivel nacional, sea a nivel europeo… ¡Paz y bien…!

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.