Es inevitable la transformación de los medios tradicionales en una red informativa mundial

Es inevitable la transformación de los medios tradicionales en una red informativa mundial

Por Aslan Aslanov

Han pasado menos de 20 años desde que la primera red social Classmates.com apareció en Internet; sin embargo, el auge de los medios sociales es palpable como nunca antes lo fue. En los comienzos del siglo XXI la humanidad  ingresó en la era de la transformación, una nueva etapa de desarrollo de los asuntos sociales, basada en las relaciones mutuas entre distintos sectores de la sociedad y esto sucede en casi todos los países. Internet, que ha pasado a formar parte de nuestras vidas cotidianas, ha convertido a cada miembro de la sociedad tanto en usuario, como en portador de información.

Buenas y malas noticias

A menudo se dice que “La buena noticia es que uno puede encontrar cualquier cosa en Internet. La mala noticia es que entonces todo está en Internet”. Aparte de los aspectos positivos y negativos de Internet, tenemos que aceptar el hecho de que se ha revolucionado verdaderamente el paisaje de los medios. El ascendente número de usuarios de Internet se debe a la creciente base de usuarios de redes sociales. De acuerdo con las estadísticas de 2014, el número de usuarios de Facebook ha llegado a 1.16 mil millones, mientras que Youtube viene segundo con un total de mil millones de usuarios. Como lo sugieren muchos de mis colegas, los medios sociales son una importante fuente para conseguir grandes cantidades de información y un medio para obtener las últimas noticias. Al mismo tiempo, sin embargo, nosotros no podemos sino refrendar la opinión de que las fuentes que utilizan medios sociales que están alejados de las normas periodísticas, pueden dar a conocer información subjetiva, inexacta y prejuiciada, malinterpretar los hechos y acontecimientos. Estas fuentes no cumplen con los requerimientos del periodismo moderno, tales como exactitud y objetividad. Además, los usuarios en línea no cargan con la responsabilidad social ni tampoco con la legal, como es el caso de los periodistas tradicionales, motivo por el cual estos siempre tendrán un enfoque diferente sobre cualquier tema que se esté tratando.

A pesar de estos y otros defectos, es imposible prevenir la diseminación de la información mediante las redes sociales. A diferencia del periodismo tradicional, que se enfrenta con la merma o falta de fondos, las redes sociales se han transformado en máquinas de transmitir información. De acuerdo con mis observaciones en conferencias y reuniones donde he participado, yo puedo decir que la mayoría de los periodistas profesionales favorecen el uso de los medios sociales como un medio de desarrollo periodístico. Sin embargo, debemos tomar en consideración una variante más. No en todas partes el proceso de desarrollo de los medios sociales está avanzando al mismo ritmo. En países que se encuentran en diferentes etapas de desarrollo, estas tendencias sociales varían. Sin embargo, en general, son más o memos similares las tendencias de crear información más allá de las instituciones tradicionales de medios y su integración en el proceso de consumo.

La interacción derrota a la competencia

¿Cómo se reflejará en el sector tradicional de medios la competencia entre los graduados en periodismo y otros representantes y grupos de una sociedad informativa más amplia, incluyendo Internet, a la luz de la creciente influencia del periodismo social en nuestra sociedad?

Este es el tema más debatido hoy en día. Algunas veces, las opiniones coinciden; algunas veces difieren. Hay instancias donde los grupos se consideran mutuamente rivales. Incluso estuvieron aquellos que recientemente denominaron a esta división como una “guerra fría”. ¿Está la situación realmente poniendo al periodismo al borde de una guerra? ¿Es tan beligerante el conflicto entre los dos polos? Yo pensaría que no. Por supuesto, siempre hay un elemento de celos, pero estamos más bien en presencia de una vívida confrontación y no de una competencia dañina.

El tema, naturalmente, concierne a los medios tradicionales. Representantes de este sector consideran la creciente audiencia de las redes sociales, el auge de los medios sociales, como una amenaza de vida o muerte para las mediciones de audiencia de la televisión de Prime Time y la prensa escrita. A pesar de este fenómeno, la misma gente de los medios tradicionales no puede desarrollarse profesionalmente en plenitud sin los  IPads, teléfonos inteligentes y redes sociales. Y esto es exactamente el motivo por el cual la mayoría de las capacitaciones realizadas recientemente en las escuelas de periodismo, basadas en cadenas televisivas, agencias de noticias y/o periódicos, están dedicadas al tema de trabajar con las redes sociales. Esto, por sí mismo, testimonia el hecho de que Internet resulta ser el principal canal de comunicación para los periodistas profesionales. Por lo tanto, yo sostendría que, en realidad, el tema no atañe a la llamada “guerra fría” entre los medios tradicionales y los sociales, sino a la interacción e interdependencia de las tecnologías.

El faro en el mar de la información

La mesa redonda sobre el papel de los medios en el desarrollo de la sociedad, organizada por AzerTAc en el marco del Cuarto Foro Humanitario Internacional de Bakú, a principios de octubre, brindó una oportunidad para comparar los puntos de vista de representantes de los medios tradicionales sobre el tema, y aclarar sus ideas acerca del futuro de los medios como una industria.

Muchos argumentos de mis colegas fueron escuchados y debatidos, y a mi me gustaría referirme a algunos de ellos. De acuerdo con Peter Kropsch, el presidente y gerente general de Austria Presse Agentur (APA), las agencias de noticias en nuestra era digital deben cumplir dos tareas a fin de  mantener su papel tradicional en la esfera de los medios informativos y en la sociedad. La primera involucra producir información y noticias más confiables y basadas en los hechos para usuarios finales. El Sr. Kropsch, quien llamó a la agencia de noticias  un “Faro en el mar de la información” cree que el segundo objetivo debe ser mejorar el sendero existente, “que lleve de ser informado a la comprensión” de las noticias, y sea utilizado por los medios y todos los beneficiarios, por medio de una estructuración detallada de la información.

Nguyen Duc Loi, director de la Agencia de Noticias Vietnam (ANV), a su vez, declaró que los medios sociales deben ser usados como una herramienta distributiva para facilitar la diseminación de la información. No demasiado tiempo atrás, cuando los sitios web aparecieron en línea, las compañías de la industria periodística estaban preocupadas acerca de su sustentabilidad.

Con la aparición de redes sociales como Twitter y Facebook, hay nuevos sitios web están enfrentando ahora desafíos similares.

Preocupaciones similares también se suscitan en Azerbaiyán. Aynur Bashirli, decana del Departamento de Medios y Tecnología de la Comunicación de la Universidad Eslava de Bakú, está preocupada que los estados de Facebook se conviertan en noticias. Durante su discurso en el Foro Humanitario, ella atribuyó una de las razones de la radical disminución de la importancia de las noticias en los medios tradicionales a la vulnerabilidad de los periodistas de los medios sociales. “Si los medios sociales pueden reemplazar al periodismo tradicional, ¿existe entonces una necesidad de títulos académicos en periodismo?” preguntó ella. Yo comparto la preocupación de la profesora y estoy de acuerdo en que no solo las agencias de noticias deberían evitar la vulnerabilidad de los medios sociales, sino por el contrario, como expresara nuestro colega de Austria, deben convertirse en el faro del mar de la información.

El criterio para la entrega de noticias en la nueva época: velocidad y confort

Aslan Aslanov es el Director General de La Agencia Telegráfica Estatal de Azerbaiyán (AzerTAc)

Aslan Aslanov es el Director General de La Agencia Telegráfica Estatal de Azerbaiyán (AzerTAc)

El siglo XXI es la era de la velocidad. Por consiguiente, importa que las noticias sean entregadas de una manera rápida y asequible para los usuarios. Virtualmente, en los medios sociales no hay espacio de tiempo entre la subida a la red de las noticias y su disponibilidad para los lectores. En general, para obtener noticias, las personas deberían visitar y hojear sitios web. En los medios sociales, sin embargo, a los usuarios finales se les entregan las mismas noticias y la imagen o imágenes pertinentes, con el solo  tecleo de un botón o el desplazamiento de una página. Las redes sociales les muestran a los usuarios desarrollos y productos de su interés, de acuerdo con sus anteriores búsquedas y lecturas.

Sin embargo, no todos, particularmente en la generación de más edad, tratan de seguir las tendencias más nuevas e inusuales para ellos. Yo puedo decir orgullosamente que nuestra agencia responde a los desafíos de la nueva era. Casi todo nuestro personal, independientemente de su edad, utiliza tecnologías sociales en sus tareas diarias. No puede ser de otra manera, por cuanto nuestra era es la era de las altas tecnologías en la tarea diaria, más que de la lapicera y el papel.

En su trabajo, nuestros reporteros y editores usan Facebook, YouTube, Twitter y otras redes sociales. Nuestros empleados crean historias especiales, incluyendo informes de multimedia para ser usados en redes sociales, en respuesta a la demanda de la audiencia. Los reportes de multimedia pueden ser creados en modo de tiempo real. Si nuestro reportero participa en cualquier evento dado, él o ella comparte sus observaciones en línea, lo cual después es enriquecido por los comentarios de la audiencia con datos y argumentos propios.

Los reportes del multimedio AzerTAc contienen fotografías de la escena de los hechos, entrevistas con los testigos de eventos, participantes y funcionarios, y análisis de expertos. Como en cualquier agencia de buena reputación, nosotros ponemos los reportes en nuestra página web e inmediatamente los subimos a la red en las cadenas sociales. Nuestro objetivo principal es entregar a la audiencia, a través de todos los canales a nuestro alcance, información precisa y rápida acerca de la historia y minimizar la información no verificada.

Nuevas tecnologías y marcas individuales

Los medios sociales y las nuevas tecnologías son virtualmente indivisibles, cuando se trata de la producción de reportes multimedia. Las infografías, materiales de audio y video, tablas estadísticas, mapas geo-económicos, son todas partes integrales importantes de un informe multimedia. Antaño entre los reporteros de periódicos había una expresión: “En conclusión de mis observaciones”. Un informe de multimedia contemporáneo no puede ser concluido como tal. De hecho, en muchos casos es imposible e inaceptable concluir una historia sin seguimientos. Un informe en línea no termina con la subida a la página web de una nueva información, por cuanto el periodista que trabaja en el tema continua monitoreando los eventos por algún tiempo. Después de finalizar su primer informe, un reportero puede continuar actualizando la información durante todo el tiempo que la historia siga desarrollándose. Esto, por sí mismo, alienta a la audiencia a volver al informe, ver la cobertura previa de toda la historia y cualquier seguimiento de ella. Esto, por supuesto, era imposible unas pocas décadas atrás, cuando los reporteros de mi edad comenzaron sus carreras en periodismo, en un tiempo en que no había ni siquiera una comprensión teórica de lo que un Internet pudiera ser, y cuando nosotros considerábamos que nuestro trabajo estaba terminado luego de que fuera completada nuestra pieza de información.

Las redes sociales tienen un fuerte impacto en el periodismo moderno en todo el mundo. Ellas continúan siendo no solo una fuente de información exclusiva, recibida por los productores de noticias y testigos de eventos, sino que también tienen una gran influencia sobre su audiencia. Otro aspecto de este tema, es que cada agencia no solo está representada por su personal como equipo o unidad, si se quiere, pero también por cada empleado individualmente, que tiene su propia audiencia en las redes sociales.

Por supuesto, cada uno de estos periodistas y reporteros debe seguir las pautas comunes de nuestra agencia. Además, cada uno de ellos tiene su propio estilo individual de redacción; en muchos casos, un autor puede ser reconocido aún sin una firma al pie de su artículo. En muchos casos, numerosos reporteros tienen su propio blog personal, columnas especiales dentro de categorías diferentes en las páginas web de la agencia. Dar forma a una marca individual, es de gran importancia para estos periodistas modernos, algo que se reconoce por su capacidad y conocimiento de su campo. Por eso es importante explorar las maneras de atraer audiencias más amplias a sus cuentas, no sólo como empleados de una agencia de noticias, sino también como autores de blogs individuales en línea.

Hay muchas maneras de llegar a las audiencias. Por ejemplo, enviando tweets acerca de noticias de última hora, usando hashtags (palabra o frase precedida por el signo numeral (#) usada en las redes sociales para identificar un mensaje que se refiere a un tema específico), compartiendo información que ellos consideran interesante en referencia a la fuente, etcétera.

Es notorio que una mayoría de los empleados de las organizaciones de medios – excluyendo a los independientes – consideran el blogging en línea como una carga innecesaria, sin darse cuenta de que ellos tienen que hacer el mismo tipo de trabajo dos veces. Es por esto que ellos a menudo se limitan a sí mismos con subidas a la red y comentarios en enlaces de Facebook. Estas personas a menudo se preguntan con justa razón porqué ellas necesitan crear blogs individuales si quieren estar en la escena, tomar fotografías y comunicarse directamente con los productores de noticias, sin simplemente compilar y enviar tweets de los productores de noticias en las redes. Sin embargo, el futuro del periodismo digital para estos autores de las publicaciones de Internet está asociado con el formato del blogging profesional en vivo.

Las profesiones periodísticas más prometedoras del futuro 

La realidad actual requiere un enfoque diferente y moderno, tanto de la profesión periodística, como de la industria de los medios. En este sentido, yo no puedo estar en desacuerdo con la opinión de mi colega Andrey Verkovsky, del Departamento de Periodismo de la Universidad Estatal de Moscú, quien dijo que “…crecientemente los blogs están ganándole más espacio a los medios tradicionales en el paisaje de los medios. Muchas publicaciones atraen a los lectores, subiendo posteos de bloggers famosos en sus sitios web. En el futuro, el periodismo basado en la compilación de la información ya existente, será el principal competidor de los medios tradicionales. Un compilador habilidoso que escribe extractos de textos originales, contrasta diferentes posturas y provoca súbitos debates, es otro profesional prometedor”.

Habiendo dicho esto, vale la pena hacer mención del análisis efectuado por la revista Forbes en el 2009, que concluyó que la profesión del periodista que agrega historias tendrá mucha demanda.

¿Nos estaremos acercando a los tiempos en que el número de consumidores de información a través de los nuevos formatos de medios, excederá el número de televidentes y lectores de periódicos, lo cual hará que estos últimos se extingan? ¿O todavía estamos lejos de ese hito? Todo dependerá de la flexibilidad de los medios tradicionales, de cuán receptivos sean ante los desafíos de las corrientes contemporáneas, de su habilidad de adoptar y dominar las nuevas tecnologías y marcas modernas y, por supuesto, de los medios financieros.

Aslan Aslanov es el Director General de La Agencia Telegráfica Estatal de Azerbaiyán (AzerTAc) 

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.