Museo Internacional del Humor en San Antonio de Baños, Cuba

Museo Internacional del Humor en San Antonio de Baños, Cuba

Abierto el 17 de marzo de 1979, se dedica a la conservación, investigación y exhibición del humor gráfico. Se encuentran caricaturas desde 1848, contiene diez mil obras, de cientos de autores, de cuarenta países.

Dispone de una sala de exposiciones permanente con obras del humor cubano, además de seis salas temporales. Se encuentra en una casona del siglo XIX, que perteneció al Marqués de Campo Florido, además dicho museo organiza distintos acontecimientos culturales humorísticos, como bienales del humor, salón del humorismo, etc.

Esencialidad 

El humor gráfico que esencialmente, se suele dividir en tres categorías: la caricatura, la viñeta, la tira cómica es un género o subgénero artístico plástico y literario con grandes connotaciones de la realidad cotidiana. O, dicho de otro modo, se puede entender, como un género de la información y de la opinión, ya desde el principio, cuándo se ofrecía en forma de pasquines, hojas sueltas, gacetillas, casi siempre de tema costumbrista y político. Por eso, algunos indican, que el humor moderno, el nacido a partir de la imprenta de Gutenberg, ha tenido siempre un carácter sociopolítico muy importante, y sociocostumbrista.

Es plástico, porque utiliza el dibujo, como forma de narración de realidades, diríamos de esencialización de la realidad, con estructuras plásticas, líneas o manchas por lo general, muy sencillas o simples o esenciales, como ustedes deseen pensarlo.

Y, tiene un carácter literario o narrativo, diríamos, aforístico o de frases cortas, máximas, ideas que se concentran, enunciados para perfilar la realidad.

Análisis 

Aunque es un tema en constante discusión, aún no terminada, sobre el origen del humor gráfico, se considera en el periodismo la revista Punch en 1843, como la primera que utilizó el termino o vocablo “cartoon”, como el origen de lo que después se llamó caricatura, viñeta, tira de humor (siempre que no olvidemos las caricaturas de humor, anteriores, en pasquines sueltos, de tipo político como hemos indicado…).

Sería muy bueno para este género artístico plástico y literario, que los especialistas y expertos, pusiesen una fecha, y un nombre o un dibujo, como el primero, al menos, diríamos de la edad contemporánea, porque a partir de ahí, aunque parezca una boutade, se pueden realizar conmemoraciones, exhibiciones, estudios, análisis, investigaciones, e, ir profundizando en dicha actividad cultural humana. Porque, no estamos solo hablando de risa o sonrisa o crítica o sarcasmo, sino de una realidad muy profunda en el ser humano, expresada, sea el humor de forma oral, o sea dibujado, sea en forma de palabras o frases escritas, sea en forma de teatro o parodias, sea en mil maneras.

Algunos indican, que el ser humano es el único ser viviente en este planeta, que ríe, por tanto, si esta afirmación fuese cierta, sería, diríamos, el componente esencial, que nos distinguiría del resto de animales. Supongo, que con el tiempo, encontrarán en otras especies de primates, lo que podríamos denominar una “protorisa”, pero esto es una hipótesis imaginaria personal, que no conozco datos, aunque puede que existan…

Perspectivas 

El humor gráfico o en papeles, diríamos, desde hace unos siglos ha pasado, fundamentalmente, por tres grandes soportes, uno, que podríamos denominar de hojas sueltas y pasquines, o insertos en pequeñas gacetillas o conjuntos de hojas; en segundo lugar, el realizado en periódicos, especialmente, desde el progreso de la revolución industrial (no olvidemos el humor en la revolución francesa y la americana), y, el nacimiento moderno alrededor de 1850, y, tercero, el cambio revolucionario actual, que es el humor expresado en todas sus formas y maneras, del llamado mundo o galaxia de Internet.

He indicado algunas veces, que el humor y el humor gráfico es un árbol, que para muchos se está secando, pero para mi modesto entender, todavía tiene muchas posibilidades y perspectivas, pero quizás, lo primero que se necesite, es que los que están dentro y alrededor de este mundo, se lo crean. Es decir, piensen que es un modo-medio que los humanos han inventado o creado o descubierto o proyectado que todavía tiene muchas posibilidades de desarrollo.

Por ejemplo, intentar que el Premio Internacional de las Artes Leonardo Da Vinci, que sería el Nobel de las Artes Plásticas, se lo otorguen a un autor plástico-literario, a un viñetista mundial. En este siglo veinte, varios se lo habrían merecido. Quizás, sea hora, de que no dejen respirar algunos, y se lo ofrezcan. Este Museo de San Juan de Baños, es un ejemplo, de que es un arte que todavía le queda mucho por crecer, en definitiva, por contarnos algo de lo que somos. Porque una viñeta, parafraseando a Nietzsche, puede sintetizar un cosmos…

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.