Kazajstán insta a un arreglo pacífico del conflicto de Ucrania y a poner fin a las “guerras comerciales”

Kazajstán insta a un arreglo pacífico del conflicto de Ucrania y a poner fin a las “guerras comerciales”

Kazajstán convoca y trabaja para una resolución pacífica de la crisis de Ucrania y se opone fuertemente a la imposición de “sanciones de guerra” entre Occidente y Rusia en torno al mismo, dijo el 26 de septiembre en Nueva York el ministro de Relaciones Exteriores de ese país.

Hablando en el evento “La crisis de Ucrania, la OSCE, y el futuro de la seguridad europea”, el ministro de Relaciones Exteriores de Kazajstán, Erlan Idrissov, dijo: “Es en nuestro interés que Ucrania siga siendo un estado soberano, estable e independiente. Kazajstán está profundamente preocupado por la confrontación, en la cual han muerto miles de civiles. Ello ha causado profundos problemas económicos y una creciente crisis humanitaria”.

El dijo: “Desde el inicio, hemos hecho todo lo que hemos podido para estabilizar la situación. Kazajstán tiene muy claro en su creencia de que cualquier conflicto debe ser resuelto pacíficamente. El diálogo, la mediación constructiva y el compromiso, son los únicos caminos para resolver las disputas. Los países de la región y los aliados clave tienen un rol importante que jugar alentando este abordaje del tema. Kazajstán está jugando su parte”.

“Para Kazajstán, las relaciones estrechas con Ucrania siempre han sido una prioridad. Nosotros estamos relacionados con Ucrania por una historia común, estrechos lazos económicos y prioridades compartidas. Indudablemente, la diáspora ucraniana es una de las más grandes en Kazajstán, con más de 330-000 personas,” le dijo Idrissov a una congregación de ministros de Relaciones Exteriores y otros funcionarios de 57 estados, que participan de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), incluyendo a Rusia, Ucrania, países de la Unión Europea y los Estados Unidos.

“La lógica de las guerras comerciales y el intercambio de sanciones no nos llevará a ninguna parte” subrayó el ministro de Relaciones Exteriores kazajo, haciéndose eco de comentarios anteriores del presidente Nursultan Nazarbayev. “Somos nosotros– Europa y Asia, el continente euroasiático – quienes sufrimos por las sanciones. Por lo tanto, exhortamos a todos a trabajar juntos y encontrar una solución basada en el pragmatismo económico y el beneficio mutuo”.

“Hay una necesidad de que se levanten las sanciones. Kazajstán esta interesado en fortalecer el comercio mutuamente beneficioso y la cooperación económica, dentro de la Unión Aduanera, con Ucrania y con la Unión Europea. Nosotros estamos listos para discutir las maneras de normalizar los lazos comerciales multilaterales” dijo el ministro. El presidente federal suizo y consejero (ministro) de Relaciones Exteriores, Didier Burkhalter, presidió personalmente el evento organizado por la presidencia suiza de la OSCE, al margen de la Asamblea General de la ONU.

Kazajstán instó a todas las partes involucradas a prevenir la escalada del conflicto y el endurecimiento de las sanciones, dijo Idrissov en su declaración, mientras urgía enérgicamente a todas las partes a buscar una resolución pacífica y diplomática de sus diferencias. “Si nosotros vamos a lograr la paz, será a través del compromiso y las concesiones de todos los involucrados. El destino de muchos depende de un involucramiento constructivo entre Ucrania, Rusia y la Unión Europea, con el apoyo imparcial de la comunidad internacional” dijo él.

“Nosotros sinceramente esperamos que los acuerdos hechos en Minsk vayan a ser plenamente implementados. El cese de fuego y la elaboración de un formato ce colaboración viable entre Kiev, Donetsk y Luhansk van a contribuir a la estabilización de Ucrania y a la recuperación de su economía” dijo el ministro, refiriéndose a los acuerdos alcanzados en primer lugar en la reunión cumbre multilateral de Minsk, el 26 de agosto, donde Kazajstán participó, y que fueran luego confirmados a principios de septiembre, por un acuerdo firmado allí por el grupo de negociadores.

De acuerdo con Idrissov “Un cese de fuego definitivo va a ser esencial, si es que vamos a proteger a la población civil y a encontrarle una salida a la crisis… Nosotros urgimos a todas las partes a cesar el fuego y poner fin a todas las provocaciones, aunque más no sea para prevenir un sufrimiento mayor”. El también trajo a colación la reunión cumbre de Astana en diciembre del 2010 y sus decisiones de reafirmar los compromisos fundamentales de todos los estados participantes de la OSCE para con los principios comunes de hallar soluciones pacíficas a los conflictos entre ellos.

“En la Declaración de la Cumbre de Astana de la OSCE, los estados participantes de la OSCE acordaron que ‘la seguridad de cada estado participante está inseparablemente ligada a la seguridad de todos los demás estados miembros’ y respaldaron la visión común de una seguridad comunitaria abarcadora, colaborativa e indivisible a lo largo del área de la OSCE” subrayó Idrissov. “Nosotros no debemos permitir que la crisis ucraniana vaya a crear nuevas e insalvables líneas divisorias, ni que mine irreparablemente nuestros esfuerzos de larga data para construir un ambiente de seguridad sustentable en Europa y Eurasia. Debemos dejar de lado nuestra frustración, desconfianza y suspicacia y permitir que prevalezcan la sabiduría, la visión y el sentido común”.

El dijo que la OSCE, fundada originalmente en el momento más álgido de la Guerra Fría en Helsinki en 1975, tiene un papel importante que jugar en la de-escalada de los eventos en Ucrania y que “debería estar a la altura de las grandes esperanzas que todos nosotros depositamos en el espíritu de Helsinki”.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.